Ojo con el ojo rojo

Clínica Guillen Tamayo

Todos hemos tenido enrojecimiento en los ojos en algún momento. Si bien no implica urgencias en la mayoría de los casos, es necesario estar atentos a los síntomas que acompañan el ojo rojo como picazón, lagrimeo o hinchazón, ya que pueden ser signos de una infección o una patología más severa.

El enrojecimiento de los ojos se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos en la esclera (superficie blanca del ojo). Las causas son variadas por lo que es necesario que el paciente esté alerta a las molestias y pueda comunicarlas a su oftalmólogo. Revisemos algunas causantes del ojo enrojecido:

Sequedad ocular: El síndrome de ojo seco se debe a la insuficiencia en la producción de lágrimas. Esta condición puede hacerse crónica generando inflamación e irritación. El tratamiento consiste en la aplicación de lágrimas artificiales para mejorar la lubricación y nutrición del ojo.

Blefaritis: Es la inflamación de los párpados, también produce enrojecimiento y comezón en el área donde crecen las pestañas y se debe a la acumulación de agentes contaminantes como residuos similares a la caspa o la alteración de los aceites producidos por el párpado (deficiencia o exceso). El paciente deberá brindar especial atención a la limpieza de la zona ocular con los productos recetados por su oftalmólogo.

Orzuelo: Es el producto del enquistamiento e inflamación de alguna de las glándulas localizadas en el parpado. Se recomienda no tocar el quiste y mantener la limpieza de la zona para no empeorar la inflamación; sin embargo, si el orzuelo no ha mejorado en los días posteriores a su aparición es necesario acudir al especialista para evaluar un tratamiento adecuado.

Alergias: Los ojos enrojecidos son una característica común de las alergias. Cuando el cuerpo detecta una sustancia extraña como el polvo, polen o pelo de mascotas, produce histamina para contrarrestar estos agentes alérgenos. Este proceso hace que los vasos sanguíneos del ojo se inflamen y produzcan enrojecimiento y lagrimeo. El paciente debe detectar las sustancias que le producen alergia y seguir las recomendaciones del especialista para aliviar las molestias oculares.

Irritación por uso de lentes de contacto: La falta de cuidados en el uso de lentes de contacto es una causante habitual del ojo rojo ya que produce la acumulación de sustancias contaminantes que irritan la superficie del ocular. De no corregirse los hábitos de limpieza a tiempo, pueden desencadenar una infección grave. El paciente debe corregir la manipulación de sus lentes de contacto y priorizar la limpieza y desinfección de los mismos, así como seguir las indicaciones de su oftalmólogo al pie de la letra.

Otras causantes del ojo enrojecido son la uveítis, glaucoma, el hábito de fumar, practicar natación, insomnio, entre otros. Si bien la condición es común y generalmente no presenta complicaciones, nuestros especialistas recomiendan acudir al médico para obtener un tratamiento específico y no confiar en tratamientos caseros que pueden desencadenar más agentes contaminantes para la zona afectada.